miércoles, 17 de septiembre de 2003

Aun duele

Yo pensé que ya por fin te había dejado descansar en paz, hace mucho que no pensaba en ti, o por lo menos que el pensar en ti no me dolía, pero hoy, hoy me puse a llorar por ti en brazos de mi amor.

Ciertamente ya no me deprimo al escuchar Pink Floyd, o al ver una foto de los beatles, pero hoy, hoy si no lo pude evitar, no pude detener las lagrimas que rodaron de mis ojos.

Me ha costado trabajo encontrar fotos tuyas, nadie tiene fotos tuyas, ciertamente tampoco son necesarias, pero es cada vez mas difusa tu sonrisa en mi mente, aunque me llevo algo mas sagrado en mi corazón, que fueron los fines de semana en tu casa o en la mía, los discos, la música, los libros, las películas, las revistas, todo lo que compartíamos, nuestra filosofía sobre la existencia del ser humano en la tierra.

Hoy te puedo decir que ya no tengo rencores contra nadie, sobre todo con aquello que tanto reniego, por que llegue a pensar que no existía y que si existía era injusto por haberte quitado de mi lado, por que contigo se fueron tantas cosas y conmigo se quedaron otras tantas.

A veces me forzaba a pensar que si existía por que si no existía ¿entonces adonde te habías ido?, no era posible que todo terminara ahí, en la sala de casa, recostada sobre esa caja blanca.

Ahora se que no todo termina ahí, no importa si Dios existe o no, no todo termina bajo tierra, por que todo lo que termina ahí es efímero, se va, como tu cuerpo, pero que tu sigues aquí, sigues en mi corazón y en mi mente, y en el corazón y en la mente de los que te conocieron, en las platicas con mis amigos, soy feliz cuando alguien me dice "Lacra", por que tu me pusiste ese apodo, o el otro apodo mas significativo "El Don", por que cuando alguien me dice así, me acuerdo de ti.

A todos nos diste una lección de vida, y a todos nos transformaste, no, no todo termina ahí, termina cuando tu recuerdo se va y este solo termina cuando los que te conocimos estemos contigo.

Te acuerdas de la cita que me diste, un día afuera de la biblioteca, pues si, es cierta. Solo espero no estarte haciendo daño, siempre tengo buenos recuerdos de ti (aunque es cierto, todavía duelen Miriam).

"Ella creía, por ejemplo, que cuando morimos nuestra alma queda flotando en el aire durante algún tiempo, sujeta al recuerdo que dejamos en las mentes de los que nos conocieron. Un mal recuerdo atormenta al alma, un buen recuerdo la hace gozar, Cuando todos han olvidado al difunto o han muerto los que lo conocieron el alma desaparece."

1 Comentarios:

pumita24 dijo...

te quiero, te odio, las dos cosas al mismo tiempo, me has hecho llorar, me has hecho reir, y me has hecho saber que sí te diste cuenta que estaba ahí, por x razon no lo habia hecho, no habia estado aqui, en el lugar donde tu escribes, en el lugar que yo estoy presente en algunos momentos, es tu vida la que esta escrita aqui, pero gracias por escribir parte de la mia.

Gracias por estar aqui, te quiero mucho amiguito.