viernes, 17 de octubre de 2003

Adicciones

Soy adicto a muchas cosas, las dos primeras que se me vienen a la mente es el café y el cigarro, fumo desde que tengo 14 años, y el primer día que fume, me eche media cajetilla de cigarros, hay algo en el cigarro que me gusta, sobre todo cuando lo combino con café, pero dejare el café para mas adelante, me gusta el olor de un cigarrillo antes de encenderlo, hay un olor en particular que me fascina y que me trae muy gratos recuerdos del CCH, es la combinación del olor del cigarro consumiéndose y la tierra mojada después de una lluvia. Me recuerda esas interminables tardes en los jardines del cch, tocando guitarra con Alex, Eric y el Checo, o esas otras tardes tumbados en el pasto con Miguel, Lilia y el Chaman. O cuando Verónica y yo nos refugiábamos debajo de una escalera del cch mientras fumábamos un cigarro y dejaba de llover, Por eso siempre que llueve y un olor a tierra mojada inunda el ambiente, enciendo un cigarrillo e irremediablemente esos días vienen a mi mente.

El café es otra de mis adicciones, tomo café desde los 17 años, casi siempre lo tomo en compañía de alguien, el café es como que el confidente de tantas conversaciones, por que una de las cosas que me gusta hacer es platicar, y que mejor con una taza de buen café, platicas con café, cigarro y buena música, platicas con mis amigos, con mi padre, con mi madre o las partidas de ajedrez con mi hermano y nuestras tazas de café a un lado, aparte de que mi familia siempre desde que tengo memoria ha tomado café, no hay un día que no falte el café en la casa.

El Internet, es otro de mis vicios insuperables, soy adicto lo admito, checo mi correo por lo menos 5 veces al día por puritito gusto, no soporto una computadora que pueda mantenerme por lo menos 6 ventanas del navegador abiertas mas el winamp mas algún otro programa, desde que entre a internet mi vida cambio, como mis relaciones interpersonales, casi desde que comencé tengo pagina web (no la actualiza muy seguido pero tengo), puedo pasar noches enteras platicando con alguien por la red, y he tenido acceso a un sin fin de información que bueno para que seguir.

La música, esa es otra de mis adicciones, no puedo vivir sin música, siempre tengo música en todo lo que hago, así este meditando, trabajando o simplemente alimentando al ocio, cualquier cosa que haga debe tener una canción de fondo, hubo noches incluso que programaba mis sueños, escogía una temática, buscaba la música apropiada, la ponía y me recostaba, empezaba a pensar en esa temática y poco me iba durmiendo y era muy curioso analizar al día siguiente (por casi siempre me acuerdo de mis sueños) como se mete en mis sueños la música.

Recuerdo un día en particular en que mi hermano fue el que escogió la música, puso una rola horrible, faith de Limp Biskip (o como sea que se escriba) el chiste es que en mi sueño me veía yo por la calle caminando y un anciano de pelo blanco me venia siguiendo, yo lo volteaba a ver y exactamente en la parte alocada de la canción, la cabeza del viejo se transformaba, los cabellos se le paraban espantosamente, la cara le comenzaba a temblar de un lado a otro y los ojos se le ponían rojos rojos y se le salían de las orbitas craneales, todo esto sucedía mientras el viejo cantaba, todo un espectáculo.

Después del segundo coro me desperté y vi a mi hermano levantado y que le digo "no mames cabron que pinche música es esa" y le conté mi sueño, el botado de la risa, casi casi en el suelo.

En fin esa fue una pequeña anécdota, esto me ha dado muchas ideas sobre las cuales platicar basadas en mis sueños, pero eso será otro día, ya estoy cansado.

0 Comentarios: