viernes, 10 de octubre de 2003

Cuentos Obscuros

"Vivirlo o leerlo
Estas frente al monitor, leyendo Cuentos Oscuros... la luz se apaga y sólo puedes ver la pantalla llena de palabras que te envuelven en un mundo de placer salvaje.
Una mano te acaricia la nuca, recorre tu espalda, sientes un aliento húmedo y una voz profunda y susurrante te dice...¿Quieres viajar conmigo más alla del dolor?.
Tú decides...
Diabolika. "

He navegado desde hace años en el internet, se convirtió en mi pasión y en vicio, navego antes de desayunar y lo último que hago antes de dormir es leer mi mail.

Pero hay algo que trajo el Internet consigo, algo que no esperaba, algo que no sabia yo que tenia dentro y algo que me llevo a conocerme mas, me puso en contacto con "mi lado obscuro de la luna".

Con el Internet tuve acceso a mi lado obscuro de la luna, y aunque no lo visito muy seguido, si lo hago, si me pierdo entre tantas cosas extrañas y visito los rincones mas obscuro de la red y lo mejor de todo es hacerlo a estas horas, a las 3:30 de la madrugada, cuando no hay nadie, no hay nadie a mi alrededor para que vea mis ojos brillar con malicia, con lujuria, con la mirada que me cambia que me transforma de lo soy a mi otro yo.

Hoy es uno de esos días que sin querer, mi mente posee mi mano y a dos clicks de mi ratón, entro en otros mundos, he pasado dos fabulosas horas leyendo y dejando salir a mi vampiro sediento de todo eso que no dejo que los demás vean de mi.

Y desde que encontré esta pagina, como un ciclo lunar, cambio y doy mi lado obscuro y regreso a ella a leer lo que se ha acumulado, lo que la perversión y la lujuria han dejado para mi...
Ahora solo pondré uno tranquilito, pero los invito a que lean cuentos obscuros


Tu sangre

Me siento débil, la vida se me escapa en cada suspiro, me cuesta respirar, estoy echada en tu lecho esperando tu beso como cada noche.

Oigo tus pasos suaves, tu olor penetra en mis sentidos, el amor recorre mi piel solo con notar tu presencia a mi lado.Te inclinas y me besas, tu beso es como un aleteo divino, como una brisa dulce que mece mi corazón.

LLoras muy bajito, no quieres que oiga tu pena, susurras maldiciones y lamentos, te preguntas de nuevo porque voy a morir, porque tendras que vivir sin mi sonrisa.

No sabes corazón mío que soy vampira, que un sorbo de tu sangre me haría revivir, pero prefiero morir, morir por no dañarte, morir por no verte sufrir.

Diabolika.

0 Comentarios: