domingo, 2 de noviembre de 2003

Hola Lacrita

El tiempo vuela, se consume, se va entre las manos como arena y no vuelve, se lo lleva el viento.
Hace tanto tiempo, recuerdas, hace mas de un año, hace mas de un año, reímos juntos, entre risa y risa, entre acorde y letra, entre el sonido de la guitarra y la batería nos divertíamos sin pensar mucho en el futuro, en el mañana, vivíamos al día.

Nos ocultábamos detrás de la música, y vivíamos con ella y en la escuela las platicas de rock, que si hay géneros en el rock, que si Pink Floyd vendría a México, que Whola lot a love era una canción chida, que si la "charanga" era una mierda.

Te sorprendería ver como he cambiado, ahora bailo eso que nunca nos gusto y hasta le tome gusto, la ciencia ficción se volvió todo para mi, deje de escuchar a Pink Floyd y Led Zeppelin me volví progresivo, como ves que hasta diploma de aprovechamiento me dieron.

Hace mas de un año amiga que no estas aquí, deje de lado mi ego (bueno solo un poco), trate de ser humilde y disfrutar de la vida, empecé a ser feliz.

Me has enseñado mucho, aprendí tanto de ti mientras estabas en vida pero la lección mas importante me la diste con tu muerte, no hay tiempo, el tiempo es solo una invención del hombre para complicarse la vida, tu me enseñaste eso, me enseñaste a vivir, a apreciar la vida, a disfrutarla, a soñar y saber que mis sueños se han vuelto realidad.

Que lo importante del tiempo es tomar tu vida en tus manos y hacer algo grandioso con ella, por mas insignificante que sea, no importa cuanto tiempo pasemos aqui, lo importante es vivir.

Estarás muy feliz saber que ya no me deprimo, ya no pienso que es una injusticia lo que me sucede, ahora lo vivo y aprendo de ello; estarás feliz de saber que encontré el amor en los ojos de una maravillosa mujer, tu la conociste y sabes que no solo es bella por fuera, sino que también es hermosa por dentro.

Disfruto mis días amiga, por negros que se vean, saco partido de lo que soy y salgo adelante, y cuando siento que puedo desfallecer, tu recuerdo, tu eterna sonrisa que hasta en los días mas difíciles de tu vida siempre tenias me da aliento y vivo de nuevo.

Se me ha olvidado como es tu cara, cuanto medias, cuanto pesabas, que ropa usabas, el color de tu mochila, y tus ojos, pero no se me olvidan ni tu alegría ni tu fuerza, dos cosas que siempre admire de ti.

Esta noche vendrás y no te puse una ofrenda, sabes bien que no soy tradicionalista, como también sabes que tu recuerdo no se olvida, mi ofrenda es esta, mi felicidad, que tu muerte no fue en vano, que he aprendido de ella, de ti, a ser fuerte, a salir adelante, a sonreír ante cualquier adversidad, a disfrutar de la vida que tengo por que el tiempo, el tiempo no dice nada, lo que habla son los sentimientos, las emociones, las vivencias, no el tiempo, por que el tiempo es mudo, insensible y sereno y nunca se sabe a ciencia cierta que hora es, o cuanto falta.

Mi ofrenda amiga mía es mi felicidad escrita en esta carta, la felicidad que me enseñaste a vivir y que ahora puedo disfrutar.

Amiga mía, descansa en paz

Atte.:
La Lacra Mayor

0 Comentarios: