miércoles, 12 de noviembre de 2003

Mis profesores

Hoy me puse a pensar en mis profesores, en toda la carrera he tenido de todo, empezando la clasificación con los buenos profesores y los malos, hay unos que saben de su materia pero no saben dar la clase, otros que nos presionan y medio mundo los termina odiando.

Por ejemplo ahora que hemos estado con lo de la graduación pues salió el detalle de los profesores, que profesores se va a invitar y cuando propuse a mi profesora Zagui, medio salón se quiso levantar contra mi, ya que si le hizo la vida de cuadritos a varios, pero yo me pongo a pensar, yo aprendí a programar gracias a esa profesora y no solo yo, varios del salón lo hicieron, finalmente yo estoy haciendo mi tesis con esa profesora, por que a mi punto de vista, de todos los profesores, ella es la mas indicada, aparte de mi interés de hacer una tesis sobre programación, al final se quedo la profesora dentro de los invitados.

También he tenido mis profesores barcos, así como los profesores dálmatas (perros y manchados) y podría seguir... pero no todo es tener un buen profesor, también depende del interés que se tenga en la materia, yo muchas materias las pase campantemente, como derecho y las administrativas, por que la verdad no me interesan mucho, pero las de programación y demás materias parecidas, a esas si le eché ganas.

Ahorita vino a mi mente otro profesor, Pineda, con el también he trabajado mucho, mas que nada por mi interés en aprender mas de lo que se da en la carrera, como él es muy accesible, pues colabore con el y hasta mi servicio hice con él.

En fin, esta reflexión es por que hoy tuve una clase nefasta, creo que el Prof. de mercadotecnia es el peor profesor que hemos tenido, es inflexible pero eso no es lo peor, lo peor es que llega y se pone a exponer su clase, y no para de hablar y hablar por toda la hora y media que dura la clase, mezclando su exposición con chistes estúpidos y sin gracia y contando anécdotas de su frustrada vida.

Ya me ha llamado la atención un par de veces, la primera por estar platicando con una compañera, dado que me desvelo mucho, a la hora que toca su clase estoy en la leve línea de estar despierto o dormido y una de las maneras de mantenerme despierto es pues bromear con mis cuates, y de hecho ese día si le estábamos poniendo atención de hecho estábamos platicando sobre su clase, pero nos llamo la atención pero eso no fue lo que me molesto, sino el discurso que se aventó, "...me parece una pendejada gastar en pasajes, tiempo y esfuerzo para venir a la escuela para que todavía se la pasen platicando, mejor ni vengan..." inmediatamente sentí un incontrolable deseo de contestarle "... Me parece una pendejada gastar en pasajes, tiempo y esfuerzo para venir a una clase donde el profesor se pone a exponer las tragedias de su insignificante vida y aventarse un choro sin consistencia sobre la materia...", pero recordé que en la prepa casi me quedo otro año por andarle contestando a los profesores...

Ni hablar así son las cosas, así que me tuve que guardar mi opinión y el coraje atravesado mientras lo oía hablar de su estúpida vida.

Finalmente he aprendido a aguantar a profesores como ese, a aprovechar a los buenos profesores y a mantenerme dentro de la carrera, sin embargo me entristece que haya profesores que son profesores no por que ellos lo escojan sino por que no hay chamba de nada y su refugio es ir a dar una clase sobre algo que no practican o usan, se preparan su material y exponen sin chiste utilizan el mismo material para todas sus clases por años y lo peor de todo, aquí, en mi facultad, son intocables..

0 Comentarios: