martes, 4 de abril de 2006

Di no al stress

Soñe que ibamos lejisimos a ver los tramites de mi confirmacion, yo iba al volante y mi Rorra a un lado, ibamos solos y el camino que era largo y recto estaba como barrio mas o menos bajo y una constante barda se levantaba a nuestra derecha y sobre la banqueta habia varios puestos de chachara y media pero sin ser mercado.

Y en un momento inesperado "la nena" (como le llamo a mi chevy) que en ese momento no era sino un volcho se detuvo y ya no quizo avanzar, me baje a arreglarlo obstruyendo uno de los 2 caminos de la avenida en el sentido a donde me dirigia.

Me imagine que el carro no tenia aceite asi que fui a uno de esos puestos a comprar un garrafon de aceite que por fortuna habia quedado cerca del auto y al abrir la tapa del motor, me encontre con que no habia mas que la mitad del motor del auto y en lo que intentaba medio armar el motor mi mujer se habia quedado dormida.

Ignoro cuanto tiempo habia pasado pero no olvido la sensacion del sol quemandome la piel mientras trabata de reconstruir el motor incompleto cuando escuche una voz conocida, voltee y vi a Odette (una vieja amiga que tiene años que no veo y de la que ignoro su paradero) no se como me reconocio pero nos saludamos con un efusivo abrazo, al momento se despierta mi mujer y medio adormilada y como si no supiera que estaba pasando fui corriendo con ella para presentarsela a Odette, la presente muy efusivamente diciendo -Te presento a mi a mi prometida- .

Al momento empezamos a platicar me desperte.

===

Mis reflexiones las guardo para despues.

0 Comentarios: