domingo, 6 de agosto de 2006

Sufrir es parte de crecer


Hay cosas en esta vida que tenemos que vivir, aunque no queramos, situaciones que a menudo pasan en mayor o menor grado y que en su momento nos parecen injustas o sin sentido alguno, estas situaciones pueden ser desde lo mas triviales hasta lo mas complejas, desde carencias económicas, hasta carencias afectivas y de otra índole.

Pero llega un momento en el que no podemos seguir cargando ese lastre de sentimientos, en el que tenemos que hacer un alto y reflexionar sobre esos hechos, realmente no hay formula, no existe un método científico para librarse de eso, simplemente la perseverancia y el saber que existe su recompensa, a veces uno quiere tomar atajos y salir bien librado pero la verdad es que es una cuestión de tiempo.

Madurez decía mi comadre, eso se llama madurar cuando uno va reflexionando los hechos amargos en su pasado y va encontrando que debajo del carbón es donde están los verdaderos diamantes que tiene uno que ir recolectando, irle cambiando el enfoque a las cosas y recuperar las cosas buenas y positivas de las experiencias de la vida.

Crecimiento, esa es la finalidad de la vida y a veces ese crecimiento esta acompañado de dolor o tristeza, pero al final siempre deja una enseñanza esa que te permite ser una mejor persona cada día.

Al final todos y cada uno somos libres tal vez no de las situaciones que vivimos pero siempre podremos tomar una decisión frente a cada hecho, dejar que nos impacte de manera negativa o vivirlo y tomar la sabiduría que se nos revela.

"Los hombres olvidan siempre que la felicidad humana es una disposición de la mente y no una condición de las circunstancias."
John Locke (1632-1704) Filósofo inglés.

0 Comentarios: