miércoles, 21 de febrero de 2007

A la camita, a la camita


Antes la verdad cuando pensaba en casarme, por que he de decirlo es algo que siempre estuvo en mi mente (boda y religiosa con todo y novia de vestido blanco y cortejo y toda la cosa), nunca pensé en donde vivir, o de tener un patrimonio como una casa o algo así, supongo que daba por hecho que de alguna manera se habría de solucionar eso, cuando nuestra relación se fue haciendo mas seria, fue cuando empecé a pensar en eso, por fortuna ella ya tenia una casa así que seguí sin preocuparme mucho al respecto, lo que si me empezó a preocupar fueron los muebles, total hicimos toda una programación para amueblar la casa y demás la cual no respetamos.

Empezó a entrarme una obsesión por tener ya amueblada toda la casa hasta que me entro el 20 de que hay que disfrutar cada cosa que tenemos, la verdad es que tenemos un excelente nivel de vida y lo mas esencial ya lo tenemos (todo lo de la cocina), así que de ves en cuando nos vamos a dar una vuelta para ir pensando en como amueblar la casa y demás, y ahora que en la quincena pasada nos sobro una lanita nos fuimos a ver la base de la cama, hasta que encontramos una muy bonita que nos gusto mucho.

No se como cupo pero no la trajimos en el súper chevy y fue muy padre armarla y dejarla lista y en ese mismo instante la probamos… estábamos muy cansados y desvelados del maratón de películas que nos aventamos así que nos dormimos un ratin, que se convirtió en un ratote.

Realmente disfruto mucho el irle haciendo arreglitos a la casita y de disfrutar de cada una de las cosas que vivo en esta nueva vida de casado.

0 Comentarios: