miércoles, 18 de junio de 2008

Lunes tomermentoso en Izcalli

El lunes 16de junio, Izcalli sintió el azote de la naturaleza, yo creo en venganza por querer secar el lago de Guadalupe, pero definitivamente el agua (esa poderosa fuerza de la naturaleza) se dejo caer haciendo estragos en casi todo izcalli.

Ese dia mi mujer y yo planeábamos salir a cenar para celebrar nuestro año y medio de casados (así es, celebramos cada mes con una cenita) pero de plano ella nomas no llego, tardo 3 horas en llegar a la casa (cuando normalmente tarda 25 min., bueno con ella al volante son 15) , el punto es que yo la verdad me la pase muy relax, si hubo algo de tráfico en el peri, un poco mas de lo acostumbrado pero tampoco me pareció anormal (finalmente el tráfico me pareció el clásico tráfico de lluvia) yo me la pase muy tranquilo escuchando música en mi carrito y corte por Sn. Miguel Xochimanga (la cual estaba totalmente vacía) y llegue a izcalli a las 9:30 y la verdad es que por las zonas que pase estaba libre.

Pero mi mujer quedo atrapada igual que mi suegra, finalmente mi suegra logro salir y regresarse a su casa y mi mujer con trabajos y gracias a la maestría del taxista y su conocimiento de la zona logro llegar a las 11:30 a la casa (salido a las 8 de su trabajo).

he ido leyendo un poco de historias en los periódicos pero esta me llamo la atención por que mi mujer me comentaba - imagínate que yo viniera embarazada- y yo le platique que a mi papa le paso 3 veces que le daba un aventon a unos vecinos al hospital y en las tres ocasiones el niño nació en el carro; bueno pues aquí esta esta reseña tomada del periódico El Universal,

En medio de la tormenta nació Lluvia o Milagros, como quizá la llamen sus padres. La madre de la niña se dirigía al hospital a bordo de un Volkswagen Sedán para dar a luz y quedó atrapada por el agua en la avenida Nopaltepec, en el fraccionamiento San Antonio. La menor nació en los brazos de un bombero y vecinos del lugar cortaron el cordón.

“Iba con su papá yo creo, el señor estaba grande. Lo único que pudimos hacer fue sacar el vocho y esperar a los rescatistas. Ya llegaron y, ahora sí, fueron los que nos ayudaron. No la veíamos llegar. El niño nació en el vocho, en un Volkswagen rojo, ahí está todavía. La chava está en el hospital. Sí estuvo crítico, a ver si no le afectó a la niña, porque fue niña”, narró Abraham Isaí García Colosía, habitante de avenida Nopaltepec número 49-B.




0 Comentarios: