viernes, 24 de abril de 2009

Lo que he aprendido hoy!

Esta mañana tuve nuevamente un percance con mi carro, me detuve un momento para darle el paso a una camioneta que estaba saliendo de su estacionamiento y mientras esperábamos para poder avanzar llego un señor con un chevy blanco y choca contra mi.

Lo primero que pensé fue no por dios no, precisamente de este sábado hace 8 días acababa de recoger el carro con el hojalatero por otro choque que me dieron también por atrás.

Aun no logro encontrar donde esta el maldito letrero que dice “Si me ve detenido no se preocupe usted siga avanzando”.

Bueno de esta experiencia aprendí varias cosas.

1. Nunca te orilles cuando te pegan a menos que hayas llegado a un acuerdo con el que te pego.

Como me pego en una avenida muy, muy transitada y que tiene solo 2 carriles libres (uno de ida y otro de regreso) por que todo mundo esta estacionado en los otros dos carriles que se supone deberían ser para el paso, lo primero que se me ocurrió fue orillarme para revisar el carro y señor también se medio orillo atrás de mi.

Yo pensando en todos los que venían atrás y que si no me hubiera orillado nos hubieran tenido que esperar, lo cual es muy desesperante.

2. Siempre tener un seguro para el auto.

La verdad es que aunque parezca comercial de banco, traes andando tu dinero pues hay que protegerlo, yo tengo seguro en mi carro y en el de mi mujer y la verdad es que prefiero tener el seguro y espero en Dios no le pase a mi mujer pero si tiene algún percance no tenga nada de que preocuparse.

Pero aun hay gente inconsciente que no tiene seguro de auto, bueno si no tienes seguro conduce con mas cuidado por lo menos. Es la segunda vez que encuentro con una persona sin seguro.

Ya total me baje revise mi carro y zas toda la facia rayada y se abrió de abajo y la verdad es que el golpe no estuvo suavecito así que igual y hasta el alma de la facia ya se doblo toda otra vez.

Me pide que lo dejemos ahí, que tiene que llevar a su hija a la escuela (una niña como de 7 años) y le conteste que yo también tenia que ir al trabajo.

Le pregunto y me dice que no tiene seguro, (y como me acababan de arreglar el carro de un golpe similar pues tengo una idea de en cuanto me va a salir) así que le dije pues mira acabo de arreglar el carro de un golpe igual y me cobraron 2000 pesos por la facia.

Me dijo que no me iba a dar 2000 pesos por el golpe que viera que carro tenia el y como no llegamos a un acuerdo le dije mira sabes que entonces arréglate con el seguro aunque la aseguradora te va a pedir mas de lo que yo te estoy pidiendo (la aseguradora valuó el golpe anterior en 3700 pesos).

Y estaba sacando el celular para marcar a la aseguradora cuando el tipo empieza a hacer maniobras para darse a la fuga.

3. No seas ingenuo la mayoría de las personas no son ni confiables, ni respetuosas, ni responsables así que si no te va a pagar el golpe no te pares enfrente de el no le va a importar atropellarte.

Como vi que se quería dar a la fuga mi ingenuidad me dijo “párate enfrente así se va a detener”, solo en mi cabeza cabe que eso iba a pasar, la verdad es que no se detuvo y si me aventó el carro por no decir que prácticamente me atropello, aun tengo marcado el pantalón con la tierra de su facia delantera.

Así que después de que me empujo con el carro un par de veces pues mejor me hice a un lado no vaya hacer que le meta mas velocidad y de verdad de aviente.

4. Siempre que te peguen lo primero es anotar la placas para si se da a la fuga puedas levantar una demanda.

Luego, luego Luis trato de memorizar las placas y me las dio pero no las anote, inmediatamente nos subimos al carro pero ya no lo alcanzamos, total encontramos una moto de transito y le pedimos ayuda y le dimos las placas, lo voceo pero nos pidió que levantáramos el acta nos dio un teléfono para levantarla pero finalmente teníamos que ir al municipio y cuando estábamos en camino Luis ya no recordó las placas y yo como no las había anotado pues nos fuimos resignadamente al trabajo.

En el camino descubrí que también me había jodido el escape.

Todo el camino me fui temblando, la adrenalina del coraje seguía corriendo en mis venas, es mas empiezo a recordar y otras empiezo a temblar del coraje.

Las veces que yo he pegado me he hecho responsable de mis errores, y aprendo de ellos una vez me quede dormido sobre el periférico y le pegue al carro de adelante, después de que me cerciore que todos estábamos bien le pregunte al chavo como estaba su carro, lo reviso y dijo que no tenia nada y que ahí lo dejáramos así que dije ok. Cuando llegue a mi destino vi que mi carro si había sufrido bastante y si me salio en una lada.

Desde entonces cuando me siento muy cansado mejor me voy en camión (por mas molesto e incomodo que sea para mi) o si hay posibilidad pues pido un aventon con alguien.

Finalmente siempre trato de hacer las cosas correctamente por eso me da mucho coraje que el idiota ese todavía que viene distraído y me pega, se haya dado a la fuga, no se me hace justo, sin embargo siempre que me llega ese pensamiento (de que las cosas no son justas) me acuerdo algo que dijo un dia un amigo muy querido.

“La vida no es justa… pero es equilibrada”

Y la manera para calmarme es tener FE, así es, tener Fe en Dios y pensar que el ve todo lo que me pasa y lo que le pasa a las personas con quienes cruzamos y que el es el que equilibra esa balanza de acciones que cada uno hace y que el sabrá retribuir las acciones que cada uno hace de la manera correcta y de forma imparcial!!

Pensar así y convencerme de esa idea me ha evitado muchas desesperaciones y frustraciones pero sobretodo ataques de ansiedad (a los cuales soy propenso). Ahora si que literalmente dejo las cosas en sus manos.

1 Comentarios:

Erik Silva dijo...

Ay carnalito, a ti te llueve sobre mojado, pero esta shido el enfoque; y estoy seguro que asi es hermanito, el jefe lo ve todo. Nos vemos.