viernes, 30 de octubre de 2009

Neblina

neblina Ahora en la semana tuve un altercado con un usuario que me dejo un mal sabor de boca y justo a la hora de la comida y el resto del día me la pase triste y cabizbajo y ya en la noche me dormí con coraje y pedí en mi oración que me tranquilizaran el alma.
Pues bien al día siguiente al salir para ir a mi trabajo vi lo que tenía ya muuuucho muuuuucho tiempo sin ver, neblina. Me encanta la neblina y siempre me trae gratos recuerdos, como de cuando era niño y llegamos al estado a vivir, todas mañanas había neblina y recuerdo ya la luz del
día y yo regresando de las tortillas y caminando y la neblina huyendo entre mis pies.
Y eso automáticamente me trae otro recuerdo de esa misma época cuando había muchas, muchas flores silvestres y los girasoles no los tenía que comprar en la florería sino que podía cortarlos libremente de la tierra y mi primera noche en el estado, toda iluminada por las luciérnagas, parecía como si las estrellas hubieran bajado a la tierra.
Comprendan que todos estos acontecimientos eran cosas maravillosas para mí, que fui niño citadino donde jugaba dentro de mi casa y la única neblina que conocía era la negra que salía del escape de los camiones. Aunque… ¿de que cosas no se maravilla un niño?.
La Neblina también me recuerda los días en la facultad, las clases matutinas, llegar temprano a la escuela y caminar por entre los árboles para ir a los salones de agrícola donde nos daban nuestras clases y no ver nada a 5 metros por causa de ella.
Siempre he sido… había sido fan de los amaneceres, me gustaba mirar por la ventana del camión camino a la facu y disfrutar del espectáculo matutino de cómo un azul marino “humedo”, se transformaba por un azul cielo, pasando por los tonos rojos naranjas y amarillos.
Todos estos recuerdos vinieron a mi mente cuando vi la neblina y si, mi alma se apaciguo. Y a todo esto me pregunto ¿Por qué es que perdemos la capacidad de maravillarnos en los detalles mientras vamos creciendo?

lunes, 12 de octubre de 2009

Me llevo el trabajo a mis sueños

Estaba sentado al final de la oficina con la pared a mi lado derecho, estábamos teniendo broncas con la información así que empezamos a revisar la programación de los circuitos. Entre un compañero llamado Mariano, un consultor y yo, al final Mariano encontró la solución al problema e ideo la estrategia, rápidamente ajusté el circuito que nos estaba dando problemas, porque resulta que en lugar de escribir código la programación se hacía con circuitos (cables y compuertas y demás), el ajuste lo había hecho en la caja que estaba a mi lado.

Fui con mi jefe que (iba llegando) para comunicarle que es lo que había pasado y que había hecho, al final se levanto y fue a mi lugar a revisar la caja y encontramos unos cables que se estaban sobrecalentando y aventaban chispas, resulta que el cable no era del calibre necesario para aguantar la cantidad de flujo de información que pasaba por él.

Mientras mi jefe buscaba la herramienta para bajar la caja del modulo, el circuito que identificamos empezó a incendiarse, intente apagarlo soplándole pero empeoro el asunto ya que avive el fuego, rápidamente desmonte la caja de la sección y la lleve al área de trabajo y corrí por un extinguidor para apagar el fuego, después del incidente desmontamos la caja de todo el modulo ya que para cambiar esa parte había que desconectar todo el modulo y lo llevamos a la sala de mantenimiento para poder trabajar a gusto ya que la caja del modulo media algo así como dos metros de alto por uno y medio de ancho.

Mientras estábamos en ese rollo llego la jefa para ver que estábamos haciendo y rápidamente la saludo a mi jefe y se fue yo me quede con ella platicando sobre el incidente y entonces ella me empezó a comentar que veía muy raro a mi jefe, que lo veía distanciado que incluso ella pensaba que este incidente se podía haber evitado ya que ella le había pedido que revisara el modulo.

Yo sabía la razón por la cual mi jefe estaba distanciado pero no podía decírsela a la jefa solo me limite a comentarle – pues igual y tiene broncas en la casa y eso lo tiene así, pero no se preocupe, digo para eso estamos nosotros. – y rápidamente empecé a analizar el modulo completo haciendo recomendaciones sobre lo que había que cambiar y que otras cosas se podrían hacer para hacerlo más rápido y funcional…

Me desperté en ese justo momento.

martes, 6 de octubre de 2009

How will my soul find the way to return to my body?

Soul-Heart_20091006 No sé que estuve escuchando o viendo la otra noche el punto es que tuve un sueño bien raro, estaba yo en una sala de cirugía en un hospital con el pecho abierto y con el corazón defuera, no había doctores, algo me había pasado, el punto es que mi corazón tenía un hoyo en medio y ya estaba yo listo para un trasplante.

Curiosamente no tenía miedo hasta que algo se apareció a mi lado, ¿quién o qué era? no sé, no puedo decir que la muerte porque no me estaba muriendo, tampoco era un ángel por que definitivamente no irradiaba luz ni calor ni nada por el estilo era una entidad, sin malicia pero si se veía un poco tétrica.

Ese ser me explicaba que el alma residía en el corazón y cuando se hacia este tipo de cirugías el tenia que encargarse de que toda el alma saliera del corazón dañado, la anestesia estaba empezando a hacer efecto y yo solo recuerdo haber hecho una serie de preguntas ya con miedo pero que se quedaron al aire…

“Si lo que dices es cierto.

Si el alma reside en el centro del corazón.

¿Cómo encontrara mi alma, el regreso a mi cuerpo cuando el trasplante haya terminado?

¿Cómo se que no se quedo atrapada el alma del occiso en mi nuevo corazón?

¿Quién me asegura que no seré otro el que despierte mañana después de la operación?”

Y finalmente me desperté.