martes, 22 de diciembre de 2009

Nos comemos al gato!!

cooking-cat La semana antepasada venia muy cansado ya de regreso del trabajo, Trejo venia conmigo de copiloto pero venia igual o más jodido que yo y paso lo que he venido tratando de evitar desde hace 3 meses, me quede dormido sobre el volante.

Es una anécdota chistosa, dado que no íbamos rápido, sino todo lo contrario estábamos casi estacionados, pero antes de relatar la anécdota debo decir que lamento haberme quedado dormido y voy a hacer todo un esfuerzo para dormirme más temprano.

Después de la disculpa pública prosigo con el relato de mi #minipsychedelicdreams

Pues bien estaba yo manejando y traíamos un gato (de color negro por cierto) y de alguna manera el gato se desesperaba y se enredaba en unas luces navideñas de color rojo (que estaban encendidas sin estar conectadas a la corriente eléctrica) y salía corriendo por la ventana del auto.

Gato NavideñoCuatro autos más adelante un señor se baja y lo agarra.

Y entonces volteo y le digo a Trejo “Si no nos comemos al gato por lo menos recuperamos las luces”; en ese momento me di cuenta que estaba soñando y Trejo se empieza a reír por que no solo dije la frase en mi sueño sino que al mismo tiempo se la dije a él.

A partir de ese momento pusimos otro tipo de música y tratamos de platicar con tal de no dormirnos, desde entonces Magy y él me usan de botana con lo de comernos el gato.

0 Comentarios: