jueves, 10 de marzo de 2011

Reflexionando sobre lo que leo.

ringworld Mi papa dice que leo demasiada ciencia ficción pero la verdad es que ahora ando muy clavado en ese género, él ha tratado de incitarme a leer otras cosas, me prestó la biografía de Carlos Slim y me quiso dar otro libro sobre un ingeniero que trabajo en Microsoft, pero la verdad es que no me llama mucho la atención, no ahorita.

Creo que alguna vez expuse en este blog la razón por la cual empecé a leer ciencia ficción pero la vuelvo a mencionar, pudiera parecer que siempre ando distraído pero la verdad es que me gusta mucho inventar historias, no sé bien como es que comienza, simplemente alguien me platica algo y luego me quedo con la idea y la empiezo a desarrollar y cuando menos me doy cuenta ya estoy elaborando personajes, imaginando lugares, estableciendo relaciones y demás. Leo ciencia ficción por que la mayoría de las cosas que imagino entrarían en ese género.

Pero voy a ir un poco más allá, leo ciencia ficción porque me gustaría mucho escribir lo que imagino (y lo que sueño) aprender darle algo más de forma y plasmarlo en papel, pero la verdad es 240.-Cuentistaque no tenía ni idea de cómo hacerlo por eso empecé a leer ciencia ficción.

Probablemente podría ponerme a escribir y ver que sale pero también resulta que… soy algo tímido, si así es, y me da un poco de temor que al escribir me proyecte, es decir, salgan cosas a través de la historia que son pensamientos muy íntimos que solamente mi esposa y mis más cercanos amigos conocen, ya saben ese lado oscuro que todos tenemos, ya que por casualidad mis historias siempre soy yo el principal protagonista y la historia siempre termina siendo un revoltijo de situaciones en la que me he visto en vida real.

Pensando en estas cosas y que andábamos buscando al heredero (el cual felizmente viene en camino) me puse a pensar en que cuando era niño me encantaba leer pero lo más me encantaba era que me leyeran, cosa que sucedía pocas veces, así que pensé en hacer una recopilación de cuentos para tener una buena batería para cuando llegue la ocasión y leérselos a mi hijo o hija que viene en camino pero luego me llego la idea de también escribir cuentos para niños, aun no tengo la menor idea de cómo hacerlo así que hace unos meses en una reunión con unos amigos que a mi gusto son muy buenos en eso de la escritura propuse hacer un cibertaller como al que íbamos cuando estudiábamos.

carlitos-lectura-mini Lo malo del taller virtual es que mis cuates andan bastante ocupadillos y no hemos escrito mucho, pero bueno el intento esta, creo que podría tener posibilidades.

Todo este choro salió porque limpiando mi cuarto encontré el libro que me prestó mi papa.

 

PD. La primera imagen es del libro que estoy leyendo en estos momentos.